“Viaja ahora que puedes, que cuando tengas niños… se te acabó lo que se daba”. ¿Te suena familiar? Si eres de los que piensan que esa frase la inventaron los que siempre ponen excusas para no viajar, toma nota. Te vamos a dar una buena cantidad de conejos para que, tras viajar con tus niños, puedas rebatirle a todo el mundo esa frase tan manida.

No es lo mismo viajar con un bebé de 3 meses que con un niño de 8 años, en eso estamos todos de acuerdo, pero sea cual sea tu caso verás que todos los consejos te serán útiles a la hora de hacer las maletas y lanzarte a visitar en familia lugares desconocidos.

Documentación en regla

DNI, pasaporte, permisos… por muy pequeños que sean necesitan su propia documentación. Ten en cuenta que algunos países muy turísticos piden visado a los ciudadanos españoles y por lo general será algo que tendrás que solucionar antes de salir. Si el menor de edad no viaja con sus padres será necesaria una autorización por parte del padre, madre o tutor legal que debe ser ratificada por las autoridades, como Policía, Guardia Civil o Juzgados.

Que no se te vaya de las manos el equipaje

Es muy fácil decirlo, pero otra cosa es conseguirlo cuando te encuentras con las maletas de los adultos, sus mochilas, las maletas de los niños, sus mochilas, bolsas varias y, por qué no, quizá también un carrito. Intenta llevar el menor número de bultos posible y ante la duda mejor llevar cosas a la espalda que en las manos, las necesitarás para ayudar a los más pequeños.

Un botiquín para todos

Si tienes niños ya habrás comprobado que parte del botiquín debe estar reservado para ellos. Además de preparar un buen botiquín de viajes no debes olvidar la medicación específica infantil, a veces no es tan fácil de encontrar en según qué destino y es mejor tener cierta previsión.

Carro o mochila, indispensable

El cómo llevar a los más pequeños es cuestión de gustos pero deberás tomar una decisión antes de salir. Durante el viaje os moveréis mucho y pasaréis muchas horas de pie. ¿Mochila porta bebés o carrito? Si tiene menos de 3 años da por hecho que deberá descansar en las largas jornadas turísticas así que sí será recomendable llevar una cosa o la otra. La elección es tuya.

Identificar a los niños

Para ganar tranquilidad, si vas a frecuentar ambientes bulliciosos, quizá no estará de más emplear identificaciones en los niños ante posibles pérdidas. Verás que hay incluso pulseras para tal fin donde podrás indicar nombre, dirección, teléfono de contacto, etc. Si quieres ir un paso más allá también existen localizadores GPS, como pequeños llaveros, que podrás poner en su bolsillo o mochila para encontrarlos desde tu móvil.